A veces la vida es muy cómoda para todos, creo yo, que el simple hecho de estar seguros que el próximo semestre continuaremos la carrera que ya hemos avanzado genera una tranquilidad para todos aquellos que estamos en algún programa de pregrado y allí, es donde empezamos a quedarnos en una zona de confort. ¿Para qué arriesgarme a algo más si el resto no lo hace?

Muchas veces cuando somos jóvenes vivimos llenos de miedo, llenos de conformismo, pocos realmente nos proyectamos hacia un futuro diferente, pues así es como nos han mostrado la vida, un poco simple y algo plana. De alguna forma los cambios que el tiempo va trayendo nos han mostrado un sinnúmero de oportunidades que en muchas ocasiones son invisibles y casi nulas a nuestros ojos, pues al no tener cierto tipo de interés por estas experiencias, no nos tomamos el mínimo tiempo para consultar, para investigar y detenernos un momento en el camino a pensar cómo nos podríamos dar ese plus tan necesario en estos tiempos de tanta competitividad laboral.

Oportunidades de intercambio

 

Si indagamos en Internet son muchas las organizaciones que nos ofrecen la posibilidad de vivir una experiencia internacional, de niñeros o de intercambios de voluntariado, pero a nivel profesional existe una en específico que, a mi parecer, nos hace detenernos y considerarlo un poco más, por la propuesta de valor tan diferente que tiene para ofrecer a jóvenes de 18 a 29 años. Dicha organización tiene como nombre AIESEC y entre tantas oportunidades que esta misma nos otorga a los jóvenes, encontramos dos productos profesionales que nos dan la posibilidad a aquellos jóvenes que buscamos el plus del que hablaba anteriormente y nos da la viabilidad de vivir una experiencia profesional internacional, que muy seguramente podrá cambiarnos la vida y logrará destacarnos en un campo laboral.

 

Intercambios Profesionales

 

Emprendedor Global y Talento Global son dos productos con los que AIESEC cuenta y los cuales buscan desarrollar a los jóvenes no solo profesional, sino personalmente, siendo estos dos pilares lo que hace que esta organización tenga una propuesta de valor que debería interesarnos a todos.

Es claro, que en muchas ocasiones son bastantes los miedos que podemos sentir al pensar en que viviremos una experiencia profesional, que de por sí, la palabra genera temor, pues nos abre los ojos a que nuestra vida está cambiando y cada vez todo se pone más serio. Ya de por sí, esto da miedo. Ahora, destruyamos ese miedo y transformémoslo en una experiencia retante vivida en el extranjero. Pensemos en tener 22, 23, 24 años, no sé, los que tengan y tener en nuestra hoja de vida como primera o segunda experiencia laboral una oportunidad que se nos presentó en el exterior. ¿Suena bastante agradable, verdad? El temor es obvio, nuestras familias también podrían sentir temor, pero esto solo hace que la oportunidad sea más grande, se disfrute más y de seguro se convierta en la mejor de nuestras vidas.

No podemos pasar nuestra vida llenos de temores, cerrándonos a las oportunidades y creyendo que el mundo laboral se resume en nuestro país, cuando de una u otra forma tenemos la fortuna de vivir en un tiempo donde el exterior está a la vuelta de la esquina.

 

Juan José Salavarrieta
Nunca me tomo la vida tan en serio. Cuando grande quiero ser como mi papá.

Instagram: @juanjosesalavarrieta

                                                     

Términos y Condiciones

Loading...
WordPress Lightbox Plugin