“El hábito de pensar no tiene que durar para siempre. Uno de los descubrimientos psicológicos más importantes de los últimos veinte años es que los individuos pueden elegir la forma en la que piensan.”
– Martin Seligman

La gente suele invertir en negocios creyendo que lo que más importa es el dinero, pero alguna vez te has preguntado ¿Cuál es el activo más importante de tu vida? Nosotros creemos que las personas son las que hacen que este mundo se mueva, actuando por un mejor futuro y creando la realidad que cada uno desea. Por eso te traemos seis pasos para invertir en ti, el activo más importante en tu vida.

  1. Conócete a ti mismo

Entender nuestros cimientos y lo que nos motiva a hacer lo que hacemos es crucial en nuestras vidas. Tómate el  tiempo para definir tus motivaciones, fortalezas y aspiraciones, al final todo lo que hagas será el resultado de tu propia exploración personal.

  1. Ten pensamientos positivos

En promedio tenemos 50,000 pensamientos por día y más del 70% son negativos. La percepción que tenemos sobre nosotros mismos influencia directamente nuestra forma de pensar y de actuar. Pensar positivamente contribuye aumentar nuestra confianza y a reducir barreras que nos ponemos a nosotros mismos.

  1. Planea tu semana

Existen diversas posibilidades sobre lo que podemos lograr en un año. Comienza por planear cada una de tus semanas con el fin de administrar y priorizar tus metas. Planear cada semana ayuda a guiarnos y ser conscientes de las cosas que debemos terminar en cierto periodo de tiempo. Además ayuda a medir si te estás acercando o no a tu propósito de vida.  

  1. Convierte tus ideas en acciones

Invertir en ti mismo requiere un paso a la vez ya que las ideas sólo son valiosas cuando se convierten en acciones. Mantén un balance entre lo que piensas y lo que haces, lo que dices lo que harás y lo que realmente haces. Pon energía en tus acciones y pronto veras los cambios. 

  1. Percibe el tiempo como si fuera dinero

Siempre le damos valor a las cosas, pero rara vez le damos valor al tiempo. Nosotros contamos con un tiempo determinado en la tierra, entender que el tiempo es un recurso limitado ayuda a priorizar las actividades que realizamos en el día. Las decisiones tienen un costo de oportunidad y tú decides que batallas valen la pena luchar.  

  1. Invierte en tu mente

El primer paso para invertir en ti, es invertir en tu mente. En estos tiempos en los que tenemos más acceso a la información en comparación con otras generaciones, aprender sobre  un nuevo tema está a solo unos clicks de distancia. Continúa adquiriendo nuevos conocimientos con el fin de desarrollarte y ten una mayor perspectiva de las cosas.

Si quieres conocerte mejor toma este corto test de tus fortalezas

Conoce las oportunidades que AIESEC tiene para ti.

 

WordPress Lightbox Plugin