El mundo está cambiando más rápido que nunca . Si estamos tratando de evolucionar y conocer una nueva era de la existencia humana, necesitamos hacer de la EDUCACIÓN una prioridad absoluta y desarrollar una nueva apreciación con respecto a su importancia.

Aquí hay un experimento para empezar; Trata de preguntar a un grupo de niños de 6 años de edad, quién de ellos piensa que es creativo y todos alzarán su mano. Pregunta lo mismo  a un grupo de  jóvenes de 20 años de edad o más, y la mayoría de ellos no lo harán.

La cuestión es, todos nacimos con este tipo de confianza en nuestras habilidades y talentos.Y cuanto más nos encerramos en las aulas, estoy fuertemente convencido de que estamos perdiendo contacto con estos talentos.

Al ser arrastrado repetidamente a este entorno donde tenemos que experimentar el estereotipo de inteligencia y pasar por pruebas estandarizadas. Estamos cometiendo lo que me gusta llamar “suicidio espiritual”.

La mayoría de los jóvenes de hoy en día de todo el mundo piensan que no son aptos ni listos para los lugares de trabajo de hoy. Irónicamente, una de las principales razones detrás de ella es; EDUCACIÓN.

Piensa en ello, cada idea y concepto de hace cien años han sido cuestionados y evolucionaron con el tiempo. Todos excepto uno, la EDUCACIÓN.

¿Así que los sistemas escolares de hoy preparan a la juventud para el futuro? ¿O el pasado?

Aquí hay un segundo experimento; Trata de preguntar a los empresarios de hoy y los propietarios de emprendimientos sobre las habilidades más valoradas que buscan en sus equipos. Hay una gran posibilidad que lo que respondan, no sea enseñado en las escuelas.

Necesitamos crear ambientes y espacios en nuestras escuelas y lugares de trabajo donde la gente se involucre e inspire para crecer lejos de toda la escuela teórica y tradicional.

No porque los haga mejores comunicadores o pensadores, sino porque a medida que el mundo evoluciona, la sostenibilidad y el futuro de nuestras comunidades e instituciones dependerán de ello.

Aunque es demasiado bueno para ser cierto que los sistemas educativos pueden ser cambiados. Países como “Finlandia” son una prueba viviente de que se puede hacer. Una educación en la que los estudiantes tienen más tiempo para explorar su pasión en vez de hacer una tarea sin fin, tienen más tiempo para descubrir sus alrededores en vez de estar enjaulados en las aulas, tienen escuelas donde el foco son  los estudiantes, donde realmente les guste estar allí en lugar de esperar mirando el reloj hasta que acabe la clase.

Un lugar donde los jóvenes pueden ser ellos mismos y crecer como seres humanos y lo más importante , ser felices Y ciertamente, otros países deberían adoptar su sistema educativo, cuanto antes. Así que si podemos personalizar las aplicaciones y la tecnología diariamente, entonces es nuestro papel y deber hacer lo mismo con la educación, mientras que los estudiantes son el 20% de la población de hoy , serán 100% seguro, el futuro.

 

 

Escrito por: 

Tomado y adaptado de la página de  AIESEC Global

 

 

 

 

WordPress Lightbox Plugin