¿Cuántos de nosotros hemos pensado en iniciar nuestro propio negocio o hemos tenido una idea que quisiéramos profundizar y lo posponemos? Aquí te diremos como evitar que el tiempo se convierta en una excusa a la hora de emprender.

1. Volviendo al colegio

Recuerdas cuando en el colegio tenías una hora específica para cada asignatura, con la técnica del time blocking vamos a volver a las bases. Dale un tiempo a cada una de tus tareas y céntrate únicamente en terminarla en esa franja de tiempo que bloqueaste para ello.



2. Planifica tu día con anterioridad.

El primer bloque que debes tener en tu calendario es la planificación semanal, solo de esta forma sabrás si estás definiendo de manera adecuada tus prioridades.Haz que tu día alcance para que hacer también las cosas que más te apasionan.



3. Gestiona tu energía y céntrate en lo más importante

En la primera parte del día que es cuándo tienes mayor energía concéntrate en esas tareas que requieren de toda tu atención y que definitivamente te hacen avanzar en tu trabajo.



4. Sé flexible, los imprevistos ocurren.

A pesar de organizar tu agenda por bloques deja espacio para la flexibilidad, los imprevistos pueden ocurrir. Dejar bloques de tiempo en blanco es una buena práctica para solucionar estas tareas del día adía.



5. La estrategia del tomate.

Los bloques están diseñados para evitar el multitastking. Existe una técnica que se llama la estrategia del tomate que consiste en concentrase determinado tiempo en una actividad sin que ninguna persona te moleste dejando el dibujo de un tomate en tu escritorio.Si la persona ve el tomate en tu escritorio sabrá que estás concentrado y no te molestará. ¡Haz que tus colegas conozcan este método!

WordPress Lightbox Plugin