Ahorrar, esa es la primera palabra que se viene a la mente cuando piensas en vivir una experiencia fuera del país, bien sea como voluntario o como turista. Pero esta razón no forma parte de este listado (puede ser, eso sí, un bonus… después de todo, también es algo bueno). Sin embargo, además del factor dinero, hay otras razones mucho mejores por las que viajar como voluntario es mejor que hacerlo como turista, es una experiencia muy recomendable y única que tienes que hacer al menos una vez en tu vida antes de los 30 años.

 

1. Podrás realmente sumergirte en la cultura que visitas

Para realmente conocer un lugar nuevo en poco tiempo, la mejor forma es a través de su gente. La mayoría de los paquetes turísticos te van a ofrecer noches temáticas según el país al que vayas, te mostrarán los lugares cercanos más increíbles, podrás ver gente bailando las danzas típicas de la zona y comer la comida tradicional; e incluso conversar con ellos, pero esa no es realmente la comunidad como tal. Lo cierto es que no podrás captar la esencia de una cultura y sus necesidades desde la pieza de un hotel o durante un recorrido guiado. Para eso, tienes que involucrarte en actividades con propósito que día a día te integren a dicha comunidad, al final no solo habrás conversado con unas cuantas personas, habrás hecho amistades para toda la vida.

 

2. Dejarán de importarte ciertos lujos

Cuando visitas otro país con mucho dinero, llevas un enfoque distinto para tu experiencia. Casi inconscientemente estás pensando en cuántas cosas podrás comprar y hacer con ese presupuesto. Bajo esa lógica, te verás constantemente tentado a comer en un restaurante caro con muchas opciones de comida y una carta en todos los idiomas (hecho especialmente para turistas), en vez de buscar uno más autóctono con menos opciones. Asimismo, cuando estés pensando en dónde dormir, lo primero que pensarás será en una cama de hotel, un jacuzzi y un balcón con excelente vista. Claro, va a ser mucho más hipnotizante que el antiguo hostal de la abuelita o un hogar común con una familia que quiera alojarte. Estas decisiones te privarán nuevamente de saber cómo se vive realmente en ese lugar.

 

3. Repetirás la experiencia más seguido

Hay gente que pasa años ahorrando para poder hacer el viaje de sus sueños. Los mejores hoteles, los recorridos más hermosos con un buen guía que explique toda la historia y los datos curiosos, y comida a toda hora. Pero si te entusiasmas con la idea de viajar como voluntario, no necesitarás juntar demasiado dinero para vivir una experiencia mucho más completa y podrás repetir más seguido. Probablemente en cada aventura vivirás las mismas experiencias que un viajero VIP, incluso, tal vez mucho mejor.

 

4. Desarrollarás tus habilidades sociales 

Cuando planeas vivir una experiencia fuera del país con bajo costo, la consigna es: Sé ingenioso. Llegas a un lugar desconocido y vas a tener muchas dudas de todo: ¿Dónde comer?, ¿cómo llegar a un sitio?, ¿como expresar tus ideas en el idioma local?, etc. Todas esas preguntas no se responden solas, entonces estás obligado a interactuar con la comunidad para encontrar esas respuestas. Eso te ayudará a romper el hielo con nuevas personas y por supuesto, ser más empático y cercano con la realidad de dicha comunidad.

 

Una experiencia de voluntariado global no tiene precio, ¿listo(a) para dar el siguiente paso?

Inscríbete: http://aieseccolombia.org/embajadores-colombianos

WordPress Lightbox Plugin